Recommendations for the Protection, Uses and Management of Puerto Mosquito

 

Recommendations for the Protection, Uses and Management of Puerto Mosquito

Symposium Information
 

At the end of the two days of presentations at the First Symposium on Bioluminescence in Puerto Rico, the participants broke up into working groups that offered recommendations for the protection, uses and management of Puerto Mosquito Bioluminescent Bay.

Some of the main recommendations were:

·      To provide the relevant agencies with the human and financial resources to ensure the security and compliance with the laws that have been set up for its protection

·      To implement a number of management actions to reduce the impact on the Bay and its organisms, for example, to improve the roads leading to the bay and to establish a parking area away from the shoreline to avoid sedimentation; to prohibit the use of chemicals such as insect repellant by visitors; to study the carrying capacity of this resource; to license guides.

·      To implement constant monitoring of the physical and biological conditions in the Bay

·      Develop an educational campaign and other creative activities to reduce light pollution

·      To approve the Management Plan and to appropriate the resources to put the plan into action

·      To strongly support the designation of Puerto Mosquito as a UNESCO Man and the Biosphere Reserve (an initiative of the VCHT)

·      To begin an intense educational campaign — including trips to the Bay — directed to the Viequense community to create awareness of the importance of the resource and its fragility, (there are still people who have lived their entire lives in Vieques who have never visited Puerto Mosquito.)

First Symposium on Bioluminescence in Puerto Rico: An Outstanding Success

 

First Symposium on Bioluminescence in Puerto Rico: An Outstanding Success

Symposium Information

The First Symposium on Bioluminescence in Puerto Rico, a huge undertaking sponsored by the Vieques Conservation and Historical Trust, attracted more than 240 registrations, and filled the Multiple Use Centre in Isabel Segunda to capacity for the two-day conference held on October 9-10, 2009

We had never seen a meeting like this before: with scientists, government officials and community members from Vieques and from the main island of Puerto Rico all working together to share ideas. The emotion and enthusiasm were palpable.

The Trust brought in top ranked experts on bioluminescence, sustainable design, the control of light pollution and the management of bioluminescent bays from Puerto Rico and the United States whose in depth presentations drew an audience of scientists, high school and university students, professors, politicians, tour guides, fishermen and the general public.

All of the scientists made their research come to life for the audience, describing complex scientific information in a way that the audience could understand. To see the agenda , please go to our web site, www.vcht.com.

In order to be certain that both Spanish and English speakers could  participate fully in the conference, the Trust provided free simultaneous translation for all the activities.

The event began with a welcome message from Barbara Hyland, the President of the Board of Directors of the VCHT, followed by the official opening address from the Honorable Evelyn Delerme Camacho, mayor of Vieques. Then Dr. Barbara Bernache-Baker recounted her memories of being one of the first scientists to carry out scientific investigation in Puerto Mosquito, Vieques’ bioluminescent bay.

After the welcome messages, the symposium began in earnest. The speakers  — Edie Widder, PhD, Michael Latz, PhD, Miguel Sastre, PhD, Fernando Gilbes, PhD, the biologists — Elizabeth Padilla and Edgardo Belardo, and architect Fernando Abruña, PhD took the audience on a voyage of discovery — using language that was easily understood by non-scientists about very technical scientific subjects:  bioluminescence —why it occurs and in which organisms; the use of bioluminescent organisms for monitoring the quality of water in coastal and deep ocean systems; the threats posed by human activity to the bioluminescent bodies of water in Puerto Rico; the urgent need to bring together strong interdisciplinary processes to integrate social science with natural science to conserve the bioluminescent bays of Puerto Rico; the impact of too much light in our night skies (nocturnal light pollution) and ways to reduce it. The audience heard about management strategies used by the Puerto Rico Conservation Trust in the Las Cabezas de San Juan Reserve. Edgardo Belardo  presented  the management plan proposed for the Puerto Mosquito Bioluminescent Bay, and the audience learned how the recent layoffs of most of the DRNA personnel would likely impact the possibility of ever putting it in place.

One of the most effective presentations was a charming video entitled “From Caño Hondo to Puerto Mosquito” in which Viequense fisherman Carmelo Rosa and his wife Gabriela Ponce, talked with Captain Mark Martin Bras, the Trust’s expert on Marine Life. Fishing on the pier in Esperanza, they discussed the historical uses of Puerto Mosquito — known as Caño Hondo by generations of Viequense fishermen. The video showed through words and images, the rapid development in the lands adjacent to the Bay and the resulting light pollution as well as new activities that are now happening in the Bay — situations which, if not managed wisely, could further damage this fragile environment.

After all the presentations, the audience broke up into five workshops to discuss how best to manage Puerto Mosquito in the future.  Their recommendations are set out in a separate article on this web site.

Related to this issue, the symposium attendees all received a copy of the Joint Resolution of the Senate (226) of Puerto Rico, whose author, Senator Luz María (Mariíta) Santiago attended the event. The resolution provides for the creation of a “Consortium for the Protection of Puerto Mosquito Bioluminescent Bay of Vieques” consisting of the Planning Board of Puerto Rico, ARPE, the Department of Natural Resources, and the Municipality of Vieques.

The mandate of the Consortium is to regulate the planning, identification, zoning, and description of the land surrounding Puerto Mosquito, setting out its uses, and having as a priority all areas that are above sea level and can be seen from the Bay.

Senator Norma Burgos Andujar, the President of the Senate Committee for Development and Planning, (the committee to which this Joint Resolution has been referred) convened the committee at the Symposium, and took advantage of this event to carry out a site visit of the Bay and an executive hearing. In addition to Senator Burgos, Senator Eder Ortiz (also a committee member) participated in the hearings. During the public discussions that were part of the Symposium, the participants expressed their support for the Joint Resolution.

During both days of Symposium on Bioluminescence, a very large number of elected officials and heads of Puerto Rican government agencies were present. As well as the Senators already mentioned, The Secretary of State of PR, the Hon. Kenneth McClintock Hernández; José Luis Valenzuela, Energy and Environment Advisor to the Governor; Licenciado Pedro Nieves, President of the Environmental Quality Board; Leslie Rosado, member of the  Planning Board, and Daniel Galán Kercadó, Secretary of the Department of Natural and Environmental Resources attended the Symposium. As well, officials from federal environmental agencies including Sea Grant Puerto Rico; EPA, NOAA, US Fish & Wildlife Service and the USDA Forest Service were present.

This event was made possible through the sponsorship and support of W Hotel & Spa, the Municipality of Vieques, Sea Grant Program of Puerto Rico  (whose staff videoed, filmed, and took photographs of the entire event) and a very large number of businesses from Vieques, the main island and support from VCHT members, individuals and families.

Lirio Márquez D’Acunti, environmental consultant for the Vieques Conservation and Historical Trust and her team did a superb job of planning, organizing and executing an event that comes at a crucial moment in the history of Vieques.

R. C. del S. 226

ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO

 

16 ta Asamblea            2 da Sesión

Legislativa                        Ordinaria

 

SENADO DE PUERTO RICO

R. C. del S. 226

8 de septiembre de 2009

Presentada por las senadoras Santiago González, Soto Villanueva, Burgos Andújar y el senador Martínez Maldonado

Referida a

 

RESOLUCION CONJUNTA

 

Para ordenar a la Junta de Planificación de Puerto Rico. a la Administración de Reglamentos y Permisos, al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y al Municipio Autónomo de Vieques que lleven a cabo un proceso de planificación, identificación, zonificación y calificación de los suelos y su uso en y en los alrededores de la Bahía Bioluminiscente Mosquito, localizada en el sur de Vieques; disponiéndose que este proceso tendrá como prioridad las áreas que quedan a una elevación superior al nivel del mar y pueden ser observadas desde la Bahía, y que este grupo de agencias y municipio será conocido como “Consorcio para la Protección de Bahía Puerto Mosquito de Vieques”.

 

EXPOSICION DE MOTIVOS

Cuando se analizan las características físicas, químicas, biológicas y ecológicas que tienen que existir para que ocurra el fenómeno de la bioluminiscencia, o iluminación por medios biológicos, como ocurre en la Bahía Mosquito de Vieques, cualquiera se asombra del cúmulo de requisitos que tienen que coexistir, y se da cuenta de la razón por la cual hay tan pocas bahías bioluminiscentes en el mundo.

En primer lugar, tiene que ocurrir la presencia de mangle rojo, Rhizophora mangle. Los ácidos tánicos que segregan las raíces de este manglar contienen la cantidad de vitamina B12 necesaria para la existencia de dinoflagelados, organismos microscópicos que generan la luz. Además la rica aportación de biomasa que hace esta especie de mangle, provee otros nutrientes esenciales para el microorganismo. Satisfacer este requisito reduce el área del planeta viable para este fenómeno al trópico y las zonas subtropicales, que es el rango de distribución de esta especie de mangle.

En segundo lugar, la bahía tiene que estar libre de contaminación por sedimentos. Por lo que bahías con áreas no desarrolladas o con protección en el uso del suelo en los alrededores es vital.

En tercer lugar, el cuerpo de agua no debe recibir contaminantes químicos. Algunos compuestos son mortales para el microorganismo responsable de la luz.

En cuarto lugar, la bahía tiene que contar con un área y profundidad suficiente para que el agua se mantenga a una temperatura fresca durante el día, pero también más caliente que el mar que le rodea.

En quinto lugar, la existencia de bioluminiscencia requiere también que el área de intercambio de agua con el océano sea una estrecha y restringida, porque de ser muy amplia, la marea podría llevarse los microorganismos mar afuera. (en el caso de Vieques, se pueden encontrar hasta 700,000 individuos de Pyrodinium bahamense, organismo unicelular dinoflagelado responsable de la luz, en cada galón de agua).

En sexto lugar, para que el ser humano pueda percibir el maravilloso fenómeno de la bioluminiscencia, no puede haber luz artificial en una magnitud tal que compita con el fenómeno. Consideremos que solamente la luz arrojada por la luna llena es suficiente para reducir de forma importante la percepción de la luz originada por los dinoflagelados.

La coincidencia de estos seis factores al mismo tiempo y en el mismo lugar sólo ocurre en un puñado de lugares alrededor del mundo. La Bahía Puerto Mosquito de Vieques, conocida por los viequenses como Caño Hondo es, sin duda, el único lugar en el mundo donde estos seis factores ocurren bajo tales condiciones y circunstancias, que resultan en el cuerpo de agua de su tipo más brillante del mundo entero. Demás está decir lo que esto implica desde el punto de vista del atractivo turístico para Vieques y, por ende, para la economía viequense este delicado y valioso recurso.

Sin embargo, la Bahía Bioluminiscente se encuentra bajo varias amenazas: sedimentos provenientes de las rutas de acceso; un incremento continuo de visitantes, algunos de los cuales dejan atrás desperdicios y otros contaminantes; y lo que resulta más evidente, la creciente iluminación de los alrededores. La iluminación nocturna combinada de las viviendas existentes y en construcción, la iluminación vial y la institucional (parques para jugar béisbol y otras instalaciones públicas) arrojan y reflejan una cantidad importante de luz sobre el recurso natural.

Este factor no sólo afecta la calidad de la apreciación del fenómeno de la bioluminiscencia, sino que también puede tener efectos sobre los organismos bioluminiscentes mismos, provocando que, sencillamente, se extingan, ya que su luz no logra competir con la luz artificial. Se ha encontrado, por ejemplo, que con el incremento en la cantidad de luz –directa o indirecta, de reflejo- a la población de Pyrodinium bahamense se le reduce su ventaja evolutiva frente a organismos que ocupan su mismo espacio, pero que no toleran la oscuridad. Estos microorganismos, aprovechándose del aumento en la luz, se reproducen entonces en tal magnitud que Pyrodinium no puede competir, disminuyendo el tamaño de su población y por ende la bioluminiscencia real y perceptible.

Por todo lo anterior, esta Asamblea Legislativa recurre a la Junta de Planificación, al Municipio Autónomo de Vieques, al Departamento de Recursos Naturales y a la Administración de Reglamentos y Permisos para que, como entidades que tienen a su cargo la planificación y el ordenamiento urbano y las condiciones bajo las cuales se construye en el país, tomen cartas en la protección de este único recurso natural y establezcan las condiciones bajo las cuales puedan convivir en armonía real los seres humanos y la Bahía Bioluminiscente Puerto Mosquito de Vieques, sin que las acciones de uno perjudiquen la existencia del otro.

RESUELVESE POR LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE PUERTO RICO:

 

Sección 1.- Ordenar a la a la Junta de Planificación de Puerto Rico. a la Administración de Reglamentos y Permisos, al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y al Municipio Autónomo de Vieques que lleven a cabo un proceso de planificación, identificación, zonificación y calificación de los suelos y su uso en y en los alrededores de la Bahía Bioluminiscente Mosquito, localizada en el sur de Vieques; disponiéndose que este proceso tendrá como prioridad las áreas que quedan a una elevación superior al nivel del mar y pueden ser observadas desde la Bahía, y que este grupo de agencias y municipio será conocido como “Consorcio para la Protección de Bahía Puerto Mosquito de Vieques”.

Sección 2.- Este proceso de planificación y uso del suelo incluirá las condiciones y restricciones necesarias para reducir a un mínimo la iluminación artificial y el origen y arrastre de sedimentos que llegan hasta las aguas de la Bahía Mosquito.

Sección 3.- Las restricciones al tipo, tamaño, altura, brillantez  y cualquier otra característica propia de las luminarias serán resultado de Ordenanzas y Reglamentos, de ser necesarios, que serán preparados por el Consorcio con la asesoría de la Autoridad de Energía Eléctrica, e incluirán tanto las luminarias de nueva colocación, como las existentes. Las medidas para evitar, mitigar y obstaculizar el flujo de sedimentos hacia las aguas de la Bahía que ordene e implemente el Consorcio serán obligatorias para toda entidad pública que sea titular de terrenos en un radio de tres kilómetros que tendrá como centro el extremo norte de la Bahía. El Consorcio también preparará u requerirá que se preparen guías para la conservación de suelos durante la construcción a ser implantadas en los sectores Luján y Destino, especialmente en aquellas áreas que quedan de frente a la Bahía.

En aquellas áreas de terrenos a los que les aplica esta disposición y cuyo titular o administrador es una agencia del Gobierno de los Estados Unidos, el Consorcio llevará a cabo todas las gestiones posibles para lograr una armonía entre las jurisdicciones sobre los usos del suelo y la iluminación, a la luz de los objetivos aquí expresados.

Sección 4.- El Municipio Autónomo de Vieques será la entidad responsable de dirigir los esfuerzos que aquí se ordenan, y tendrá la encomienda de invitar a las agencias del Gobierno de los Estados Unidos que son titulares de terrenos cercanos a la Bahía a participar en el proceso de protección de la misma. Esta invitación se extenderá también a la Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de los Estados Unidos (EPA), en tanto tiene en Vieques esta agencia una Oficina de Campo.

Sección 5.- Nada impedirá que mediante acuerdo, el Consorcio obtenga el apoyo y peritaje de otras agencias o entidades, tales como la Junta de Calidad Ambiental, el “Natural Resources Conservation Service”, la “Internacional Dark Sky Association, el Fideicomiso de Conservación e Historia de Vieques u otras.

Sección 6.- Las agencias y el municipio que constituyen el Consorcio sufragarán los gastos de funcionamiento del mismo desde los presupuestos propios, siguiendo para ello las normas aplicables del Contralor en todo momento.

Sección 7.- El Consorcio tendrá listo y pondrá en vigor los Reglamentos u Ordenanzas aplicables a los propósitos aquí descritos no más tarde de un año a partir de la fecha de aprobación de esta Resolución Conjunta. La reglamentación incluirá acciones y omisiones penables, a la luz de las disposiciones de nuestro Código Penal.

Sección 8.- Esta Resolución Conjunta entrará en vigor inmediatamente después de su aprobación.